INICIO ARCHIVO TU SINDICATO
DOCUMENTO RESOLUTIVO DEL ºLIV CONGRESO ORDINARIO DE FATLYF
"Los objetivos de las Organizaciones de Trabajadores consisten en la participación plena, la colaboración institucionalizada en la elaboración del Proyecto Nacional y su instrumentación en la tarea de desarrollo del país"
PRESIDENTE PERON 1°de Mayo de 1974



El 17 de noviembre pasado se cumplieron cuatro décadas del retorno al país del General Juan Domingo Perón, una fecha emblemática bautizada con justicia como el “Día de la Militancia”. Porque fueron los heroicos militantes de la Juventud Peronista y del Movimiento Obrero, los que en base a la organización y la lucha lograron poner punto final al prolongado y arbitrario exilio del Líder Justicialista. Y fue todo un símbolo que Perón volviera a pisar tierra argentina de la mano del compañero José Rucci, Secretario General de la Confederación General del Trabajo, porque al hablar desde la histórica Plaza de Mayo el gran conductor ratificó una vez más que: “La clase trabajadora argentina, como columna vertebral de nuestro Movimiento, ha de llevar adelante los estandartes de nuestra lucha”.

Y esto es así porque, esa alianza del Líder y su Pueblo sellada el 17 de octubre del ’45, no sólo dignificó la existencia material de los trabajadores sino que, por primera vez en la historia, los convirtió en protagonistas de su propio destino. Este ejercicio de memoria nada tiene que ver con la nostalgia, ya que su inmortal legado de la Doctrina Justicialista todavía hoy nos sigue marcando los caminos para hacer realidad una Patria auténticamente Justa, libre y Soberana.

Porque aquel nuevo Modelo Sindical humanista y cristiano que nació y se consolidó a lo largo de los dos primeros períodos presidenciales del General Perón, fue y sigue siendo la única garantía para preservar los derechos sociales, laborales, previsionales y asistenciales que amparan a nuestra familia trabajadora. En Luz y Fuerza lo bautizamos como Sindicalismo Múltiple, porque hizo realidad conquistas tan amplias y significativas como el turismo social y la vivienda, la educación sindical y la capacitación profesional, nuestra Colonia Infantil, las Casas del Estudiante y un Convenio Previsional que dignifica la existencia de nuestros queridos jubilados y pensionados. Sin olvidar la completa cobertura médico-asistencial que nos brinda nuestra Obra Social, desde la atención primaria hasta los trasplantes de órganos y otras prácticas de alta complejidad.

Todo ello edificado sobre la sólida base del Convenio Colectivo de Trabajo 36/75, imaginado y concretado por ese genial estratega que fue el inolvidable “Gato” Smith, de cuyo secuestro y desaparición se cumplieron 35 años el 11 de febrero pasado. Y en ese sentido este Congreso tiene que expresar su profunda satisfacción por el reconocimiento que le brindara a nuestro compañero el conjunto de la comunidad nacional, al imponerle su nombre a las Centrales Eléctricas de General Madariaga y Puerto Nuevo. En este último caso a través de una emotiva ceremonia presidida por la Jefa del Estado, compañera Cristina Fernández, quien manifestó sentirse honrada por estar junto a la familia y a los compañeros de lucha de Oscar Smith. Y justamente una de las reivindicaciones fundamentales conseguidas por nuestra Organización en los últimos años, fue la recuperación de la plena vigencia de los principales institutos de aquel ejemplar convenio laboral, que consiguió extender las conquistas del Sindicalismo Múltiple a los 41 gremios hermanos de la Argentina. En un escenario de crecimiento económico acelerado y movilidad social ascendente, logramos a través de la Bolsa de Trabajo el ingreso de miles de nuevos compañeros a plantas estables y permanentes, poniendo así punto final a ese nefasto proceso de flexibilización y precarización laboral que caracterizó a la década de los ’90. Al respecto es importante destacar que el Secretariado Nacional ha asumido la responsabilidad de la formación integral de esas nuevas camadas de trabajadores en la escuela de la militancia y la disciplina sindical, para que el día de mañana sean capaces de velar por la grandeza de nuestra Organización.

Y todo ello fue posible en el marco de la Ley 14.250, donde los trabajadores recuperamos la dignidad de discutir en paritarias tanto la actualización salarial como el mejoramiento de las condiciones de trabajo, en un escenario socioeconómico caracterizado por el fortalecimiento del mercado interno y el consumo popular. Se volvieron a levantar las persianas de las fábricas, recuperando de esa forma el círculo virtuoso de la producción y el trabajo, y actualizando el poder adquisitivo de los salarios a fin de afrontar el constante encarecimiento de la canasta familiar. Todo lo dicho no implica desconocer que aún persisten importantes bolsones de pobreza, marginalidad y trabajo en negro, ya que todavía falta avanzar bastante para hacer realidad una equitativa distribución de los ingresos nacionales. Otro de los grandes aciertos de las administraciones encabezadas por los compañeros Néstor Kirchner y Cristina Fernández, fue remontar la nefasta herencia de ese capitalismo salvaje que nos había arrastrado a la bancarrota económica y la anarquía institucional. Repotenciando el rol del Estado, a fin de que reasumiera sus indelegables funciones de custodio de la soberanía nacional, promotor del desarrollo económico y garante de la justicia social. Dentro de ese proceso de desarrollo acelerado, no cabe duda que el Sector Eléctrico está cumpliendo un papel muy destacado, remontando las carencias de varias décadas de erradas políticas públicas agravadas por la falta de inversiones de riesgo del sector privado. El Gobierno asumió la responsabilidad de concluir obras emblemáticas largamente postergadas, como la elevación máxima de la cota de Yacyretá y Atucha II, la tercera central nucleoeléctrica de la Argentina. También se construyeron o están en marcha varias centrales térmicas y se dieron grandes pasos adelante en las obras de interconexión de la red nacional de transporte en alta tensión. Se hizo mucho, pero también es bastante lo que falta por hacer, como por ejemplo impulsar vigorosamente el desarrollo de fuentes de energía renovables, que permitan seguir avanzando hacia la necesaria transformación de la actual matriz energética.

Además resulta necesaria una fuerte inversión en el área de distribución, a fin de que pueda responder y satisfacer las exigencias de un consumo eléctrico en constante crecimiento. Los trabajadores hemos volcado todo nuestro esfuerzo y colaboración para el éxito de este proceso de cambios, pero debe quedar en claro que no tenemos ninguna responsabilidad en la complicada coyuntura económica y financiera que transita el sector empresario. Por el contrario, siempre sostuvimos que se debía fijar una tarifa social para los más necesitados, pero asegurando al mismo tiempo una razonable rentabilidad que garantice tanto la accesibilidad como la sustentabilidad del Sector Eléctrico Las grandes obras eléctricas requieren de una coherente planificación y una eficiente ejecución en el mediano y largo plazo. En este terreno no se admiten improvisaciones, ya que constituye uno de los basamentos fundamentales para la consolidación de esa Argentina Potencia que anhelan y merecen todos los argentinos. En otro orden de cosas, vale la pena recordar que el Documento Resolutivo del LIII Congreso Ordinario de FATLyF, además de reafirmar su pleno respaldo a nuestro representante ante los estamentos orgánicos del Movimiento Obrero, el compañero Oscar Adrián Lescano, también había reclamado la conformación de una C.G.T. monolítica que fuera capaz de asumir y ejercer la representatividad de todos los trabajadores organizados, sin sectarismos ni exclusiones de ningún tipo. En ese sentido, se ha dado un gran paso adelante con la renovación de autoridades de la Central Obrera, a través del acuerdo y el consenso entre un conjunto de organizaciones hermanas mayoritarias y ampliamente representativas. Todo ello se hizo de acuerdo con las normas estatutarias y contando con la auditoría y el reconocimiento del Ministerio de Trabajo de la Nación. Confiamos en que esa nueva conducción tenga toda la fuerza y la legitimidad necesaria como para que la C.G.T. recupere el protagonismo que históricamente le corresponde en la mesa donde se deciden los grandes asuntos nacionales. Entre esos temas puntuales se destacan la universalización de las asignaciones familiares y la necesidad de evitar que el impuesto a las ganancias siga castigando el bolsillo de los trabajadores, reclamando además la restitución en tiempo y forma de recursos financieros que legítimamente corresponden a nuestras Obras Sociales. Debemos defender enérgicamente al Sistema Solidario de Salud, jaqueado por la escasez de recursos y el aumento constante de la factura médica, rechazando al mismo tiempo las intencionadas campañas de desprestigio que pretenden desconocer que nuestras Obras Sociales son las únicas instituciones que en el último medio siglo se han ocupado de cuidar la salud y el bienestar integral de nuestras familias, desde la concepción hasta el seno de Dios.

Todos estos temas fundamentales tienen que formar parte de la agenda permanente de la Central Obrera, procurando que en el marco del plazo de 30 o 40 días fijados por la Jefa del Estado, se alcancen las soluciones que anhelan nuestros compañeros. Pero además de ello, nuestra Federación deberá seguir buscando distintos mecanismos para aliviar esta aguda problemática, que tiene uno de sus peores exponentes en el arbitrario e injustificado “impuesto al trabajo”.

Por último, reafirmamos que solamente un sindicalismo moderno, unido, coherente y responsable en la negociación y en la lucha, será capaz de poner límites a la prepotencia del capital globalizado resguardando al mismo tiempo la institucionalidad democrática, con el objetivo final de consolidar una Comunidad Organizada inspirada en los postulados de la Doctrina Justicialista y el Magisterio Social de la Iglesia.

Por todo ello, este LIV Congreso Ordinario de la FATLyF RESUELVE:

  1. Aprobar todo lo actuado por el Secretariado Nacional.
  2. Reafirmar el pleno apoyo a nuestro representante en el Consejo Directivo de la C.G.T., compañero Oscar Adrián Lescano.
  3. Solicitar que la nueva conducción cegetista siga reclamando soluciones urgentes para temas puntuales como la universalización del pago de las asignaciones familiares, la aplicación del 82% móvil para todos los jubilados y pensionados, corrigiendo además la injusta y arbitraria aplicación del impuesto a las ganancias y el desfinanciamiento que amenaza al Sistema Solidario de Salud.
  4. Reclamar la implementación de un plan coherente que asegure el desarrollo del Sector Eléctrico en el mediano y largo plazo, garantizando tanto la accesibilidad como la sustentabilidad de un servicio que resulta esencial para hacer realidad esa Argentina Potencia que anhelan y merecen todos los argentinos.
  5. Otorgar al Secretariado Nacional de nuestra FATLyF, todas las facultades necesarias para que implemente las medidas conducentes a lograr soluciones concretas para la problemática social y laboral que preocupa a nuestra Familia Trabajadora.
  6. Dar amplia publicidad a la presente Resolución.-
Mar del Plata, 29 de noviembre de 2012.-

JULIO CESAR IERACI
Presidente del LIV Congreso Ordinario de FATLyF
Inicio Preadjudicatarios del Barrio "Luz y Fuerza III" Secretarías Jurisdicción
Afiliado a
  
Personería gremial Nº 947
2012 - Sindicato de Luz y Fuerza de Punta Alta
Seguinos en


HyperLink